viernes, 3 de mayo de 2013

La probabilidad de lo improbable

Muchas veces he sentido esa sensacion de la realidad paralela. Ello ocurre cuando algo inesperado y sorprendente llega a mi vida colapsando mi cerebro y reventando mis sinapsis. No, no me drogo. La vida es mi droga y sus sucesos de bajas probabilidades mi éxtasis.


Alguna que otra vez me ha ocurrido: una progresión de sucesos poco probables en cadena durante quince días. Siempre me ocurría lo que era casi imposible de ocurrir, antes me hubieran caido cinco rayos a entrar dentro de esa franja de probabilidades, y ahí estuve yo, en una realidad paralela donde lo más sorprendente eran los resultados de mis decisiones, una realidad paralela donde lo más probable era lo improbable....


No hay comentarios:

Publicar un comentario